fbpx

Uauuu! El primer cumple blog de Caminos en el Mar. Un año donde han pasado tantas cosas que tengo la sensación de que en realidad son cuatro los años que han trascurrido desde que la lancé.

A nivel personal ha sido muy intenso. Estar viviendo en el barco, navegando, descubriendo nuevos puertos y nuevas maneras de entender el mundo que en realidad piensas que es cercano y tiene tantos matices diferentes.

Toda esa experiencia se merece algo más que un post y en ello estoy trabajando, aunque me lleva más tiempo del que yo había calculado. Es lo que tiene hacer cosas por primera vez.

Y mientras tanto Caminos en el Mar ha hecho su propia andadura como web referente en el mundo del Coaching Online.

Eso me ha hecho reflexionar mucho en estos días. Días intensos donde me he vuelto a preguntar

¿Para qué me hice Coach Online?

Entender y comprender que sucede en este proceso de tener un blog, donde además de Coach me he visto inmersa en las estrategias online, el cómo llegar a más personas, cómo darme a conocer, números, métricas, redes sociales, etc…

Me ha llevado en estos días a recordar en letras mayúsculas y en grande mi Misión de Vida:

DISFRUTAR del proceso de vivir, mientras con ello INSPIRO y AYUDO a otros a crecer, desarrollarse y evolucionar y entre todos conseguimos hacer un MUNDO MEJOR.

Porqué muchas veces he sentido que dedico más tiempo a crear un negocio que en ayudar a los demás. Te podría decir que siento la misma energía que tenía cuando dirigía una empresa:

Esto estaba bien y me funcionaba perfectamente cuando era más Coach Ejecutiva. La energía era la misma y todo fluía.

Ejecutivos dispuestos a dejar su piel y su alma por su trabajo, por ascender, o por mejorar. Inmersos en la sociedad de pleno.

Yo misma venía de una vida como la de ellos, me pasaba la vida en un aeropuerto, tenía una media anual de tres vuelos semanales. Cuatro noches a la semana me las pasaba durmiendo en hoteles. Tenía tres armarios roperos con mi ropa de “pitiminí” y una cantidad indecente de pares de zapatos.

También era muy buena líder, trabajadora y prácticamente nunca perdía la sonrisa. Me siento orgullosa de los equipos que llegué a formar.

Cuando tengo a un ejecutivo como cliente sé como ayudarle y estoy feliz cuando los tengo al otro lado de la pantalla aportando todo este conocimiento para que consigan sus objetivos.

Viví en su momento una vida ejecutiva llena de presiones, estrés y objetivos que cumplir, y fui feliz hasta que dejé de serlo. Y decidí cambiar.

Realicé un proceso muy intenso, un cambio radical que me llevó a dar tres vueltas de 360 grados, con el mareo consecuente. Porqué subirse a una noria a veces marea.

Ahora vivo en un velero de 13 metros, donde no caben más que cuatro prendas, tres pares de zapatos y algunos libros como enseres personales. Ole tú.

Aquí la vida es lenta, puedes tardar semanas en hacer el mismo recorrido que en avión tardas horas. A bordo de un barco todo es diferente, sencillo y complejo a la vez. Otra dimensión se abre totalmente. Cocino a diario, voy a comprar con mis bolsas de tela y me siento mucho más autosuficiente: placas solares que nos proporcionan electricidad, pescamos para comer y siento que necesito mucho menos de todo.

Aunque sigo teniendo un móvil, un ordenador y pagando seguros.

Así que aquí estoy, en la búsqueda constante del equilibrio.

¿De verdad he hecho todo el proceso de desapego?

Pues una buena parte si, otra aún estoy en ello. Aunque, no soy nadie iluminada si me siento cada vez más espiritual en un sentido de conexión conmigo misma y las energías del universo.

También he aprendido a valorar mejor mi tiempo, la calma, la sabiduría que te da el mar, la naturaleza.

Es un auténtico paraíso cuando estás lejos de todo, no tienes cobertura. Sin móvil, sin ruidos y sintiendo mis constantes contradicciones. Lo recomiendo como verdadero pócima para el Ser.

Ahora medito cada día o varias veces al día, practico Yoga, como de forma consciente e intento ser lo más ecológica posible en toda mi dimensión y desde una visión sistémica.

Y en este proceso me doy cuenta que puedo ayudar aún más a la gente que se acerca hasta aquí. He vuelto a conectar con la esencia de las energías. Sentir desde otra dimensión, desde una visión diferente.

Con todo esto tengo que decir que estoy muy orgullosa de todo lo que estamos consiguiendo juntos. Porqué si estas leyendo estas líneas estamos juntos en esto.

El primer cumple blog con una comunidad que crece cada día

Ya somos 1400 suscriptores en esta comunidad. Y para ser el primer año es un número genial. Sobre todo hoy en día que cada mañana se inundan las bandejas de correos en una auténtica locura de intentar captar la atención. Cada día entran más personas anónimas a leer el blog y algunas se quedan. ¡Gracias por todo ello!

Si estas suscrito y lees mis mails, ya sabes que pongo allí una buena parte de vida más personal, de viajes algunos, de reflexiones casi todos. Y cada vez que envío uno recibo respuestas y comentarios que me llenan el corazón. Solo puedo decir que muchas gracias desde lo más profundo de mi alma.

Pongo mi amor en ello, parte de mi esencia y de mi conocimiento.

Mientras tanto voy llenando la agenda de sesiones con clientes que me ayudan a mi a crecer, a descubrir, a ser cada día mejor.

Porqué de eso se trata el Coaching y el Desarrollo Personal. De no parar nunca, de avanzar, de sacar la luz de tu interior y vivir de forma armoniosa, aunque fuera esté cayendo una tormenta buena. Como es el caso mientras estoy escribiendo este post. Asegurar bien el barco, amarres firmes, todo bien colocado en el interior y aunque tengamos una oreja fuera, sabemos que podemos estar tranquilos.

Aportar nuevas herramientas para mis clientes aún más potentes y poder vivir alineada con aquello que soy. Un Coaching Life más holístico, esencial y transpersonal para ayudarte a Ser tu mejor versión y vivir más en libertad. Descubrir el poder de las energías, de bucear en el subconsciente y llevar todo esto a otra dimensión.

He empezado una nueva temporada, un segundo año que he iniciado con una reflexión y una clara intención de profundizar más en las sesiones de Coaching 1:1. Para poder dedicar todo mi Ser a aquellos clientes que confían en mi. Sesiones que dan todo el sentido a esta profesión.

He decidido ser aún más yo. Aunque a veces Ser Yo cuesta mucho, porqué ni yo misma me encuentro jajaja. Es parte de este maravilloso crecimiento. Y aún a pesar de esos momentos. Me recupero y vuelvo a mi esencia.

Se abre una nueva temporada con muchos proyectos que espero poder compartir contigo.

Desde la sabiduría que da el Mar, la conexión con la Naturaleza y sus energías. Estoy feliz de poder decirte que en aquello que pueda ayudarte aquí estoy.

Si te apetece quédate conmigo para disfrutar de esta nueva temporada.

Ahhh y respondiendo a la pregunta de una manera más precisa:

Me hice Coach online para vivir con coherencia y libertad mi vida.

Cumpliendo mi Misión de ayudar a los demás y aportar mi granito de arena a este mundo. 😉

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí. Con todo mi corazón. Empieza una segunda temporada.

Si quieres compartir este post en tus redes para ayudarme a llegar a más personas te lo agradeceré muchísimo….

Un fuerte abrazo lleno de Amor

Adriana

Tu Coach en el Mar

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Si quieres saber de que va esto del coaching te invito a una sesión estratégica conmigo.

Y si quieres leer algunos de mis últimos post aquí te dejo los enlaces:

Las neuronas del corazón

Cómo pensar en positivo y que funcione

La ley del espejo

La ley de la atracción y tu Mente