fbpx

Cuando hablamos de la Ley de la atracción y tu mente enseguida salen muchas preguntas, dudas e incluso resquemores. Sin ir más lejos el otro día una de mis clientas me comentaba lo siguiente: “estoy leyendo mucho sobre la ley de la Atracción y uno de los pilares es entrenar la mente para que esté alineada con el deseo y con la vibración. ¿Cómo se hace eso?»

Llevo muchos años leyendo sobre la Ley de la Atracción, estudiando, observando y sintiéndola en mi propia experiencia. Es en realidad una Ley universal muy sencilla, aunque a veces nos puede resultar compleja de ponerla en la práctica.

La Ley de la Atracción funciona, no es un acto de fe ni nada por el estilo. A mi me funcionó muchas veces sin ser totalmente consciente. Empecé a darme cuenta de que tenía que ir con cuidado con lo que deseaba, porqué algunas cosas se cumplían, en cambio otras no. Lo que si veía claro era que mi mente era poderosa, podía crear mi futuro o entorpecerlo. Aunque no sabía cómo.

Poco a poco empecé a entender como hacerlo y que barreras provocan un cortocircuito en tus deseos.

La Ley de la Atracción y tu Mente

Lo primero y más importante es tomar consciencia de que tienes el poder de crear tu futuro. Con tu mente puedes hacerlo, sólo necesitas entrenarla y hacer que la vida sea un bonito camino a recorrer, aún a pesar de las barreras y saltos que te encuentres.

La ley de la Atracción a grandes rasgos nos habla de que aquello que piensas es lo que atraes. Aunque cuidado, no sólo lo que piensas, si no también lo que sientes, lo que sueñas, lo que está en tu subconsciente. Todo tiene su poder y su peso en este proceso.

Esta amalgama de pensamientos y emociones, que te ayudan o te dificultan en tu camino, es tu vibración

Que es la vibración

De una manera sencilla te diré que todos somos energía, al igual que todo lo que nos rodea. Esa energía se transforma, cambia y lo hace a través de ondas. Y las ondas vibran.

Resumiendo, la vibración es tu energía y la manera de conectarte que tienes con el resto de energía que te rodea.
Por lo tanto, la manera en que vibras, en que te conectas con el resto del universo es lo que hace que consigas o no tus objetivos, tus deseos, tus sueños. Que atraigas aquello que deseas lo que necesitas aprender o que lo alejes de ti.

La Ley de la Atracción y tu Mente: Tus pensamientos y emociones

Como ya te he dicho lo que provoca esa vibración es una mezcla entre tus pensamientos y tus emociones. Junto con todo aquello que tienes en tu subconsciente: creencias, aprendizajes, valores. Todo ello es tu energía, tu vibración y que va a ayudarte a conectar con aquello que deseas o a alejarte de ello.

Tu eres el verdadero motor de tu realidad. Una de las herramientas más poderosas y eficaces que conozco para alcanzar tus metas son las visualizaciones creativas.

Deportistas de élite, grandes empresarios, artistas y un sinfín de personajes utilizan el poder de la mente a través de visualizar sus objetivos para cumplirlos. Podríamos hablar de muchas experiencias, retos y objetivos que se han cumplido utilizando este método.

Los cortocircuitos en la Ley de la Atracción y tu Mente

Aunque muchas veces visualizas y esos deseos, sueños y objetivos no se terminan de cumplir.

¿Qué es lo que provoca cortocircuitos en tu mente para que la energía no fluya como debería hacerlo?

Primera clave importante de la Vibración: Pedir correctamente

La energía no habla ningún idioma en concreto. De alguna manera materializa aquello que visualizas y sientes. Por lo tanto, lo primero a tener en cuenta es que el universo siente, visualiza aunque no habla.

Los noes no los entiende

Vamos a verlo con un ejemplo. Lee con atención la siguiente frase: No pienses en un elefante de color rosa, repito: NO pienses en un elefante ROSA
………
¿En que pensabas hace un segundo?…. efectivamente en un elefante de color rosa.

La mente se centra en lo que le dices, lo que escucha o lo que lee. Al igual que el universo.

Por lo tanto, si tú te estás diciendo: No quiero un novio calvo. El universo que no habla ni tiene lógica ya que él sólo siente, visualiza y te escucha. Te mandará novios….. calvitos. 😊. Si te gustan las mujeres serviría el ejemplo de No quiero novias rubias jejeje.

Es un ejemplo para que te rías un poco, y ponerle un poco de humor. Aunque en realidad te puedo asegurar que así funciona el universo. Igual que el ejemplo anterior del elefante Rosa.

Por ello la importancia de saber lo que quieres, NO lo que no quieres.

Piense en presente

El siguiente paso es pensar en presente. Lo mismo que sirve para los noes, sirve para el futuro. El futuro siempre es futuro, no lo alcanzas nunca. Llegaré mañana y mañana sigue teniendo un mañana y así hasta la eternidad.

Por lo tanto, necesitas visualizarte en tu deseo en positivo, en afirmativo y en presente. La energía que visualizas es la que estás creando y la que aparecerá cuando hayas terminado con todos tus cortocircuitos.

Segunda clave importante: nuestros pensamientos.

Cuidar tus pensamientos es al final una cuestión de hábitos. Requiere un tiempo y sobre todo mucha atención continua.

Tu dialogo interno

Presta atención y no lo alimente. Aprende a parar tus bucles mentales a través de ejercicios de meditación y/o de mindfulness. La meditación es una práctica milenaria que recomiendo siempre. Si quieres iniciarte léete este post para empezar a meditar.

Te ayudará a estar en el presente. En el presente no hay bucles, sólo existe la realidad. De esta manera convertirás a tu mente en una aliada para que sea tu ayuda en este camino.

Al empezar es fácil caer continuamente en bucles mentales de cualquier tipo. Ten paciencia contigo, todo lleva su tiempo.

Ten a mano recursos rápidos para ayudarte a pararlos:

  • Frases poderosas, que puedes tener en tu móvil, en una libreta, en una pulsera. Donde sea.
  • Anclajes físicos que te ayuden a sentirte mejor y a volver al presente: Un collar, un llavero, un anillo, una taza de te, lo que sea que te ayude a enfocarte en el presente
  • Mimitos que te hagan sentirte mejor: hacerte una taza de té, un pequeño paseo, una lectura positiva. Hazte una lista y tenla a mano.

No te culpes ni te agobies, date el tiempo necesario para adquirir nuevos hábitos de pensamiento.

Sé tu propio observador

Conviértete en tu propio observador. Tu eres la persona más importante, tu eres el observador de tus pensamientos y tu decides que hacer con ellos. Consciencia, mucha consciencia de lo que piensas.

Empieza a aprender a observarte como si fueras alguien ajeno. Mira y observa tus pensamientos.

Tercera clave: La realidad la creas tú

Yo soy eso que anhelo.

Si buscas pareja tu vibración ha de despedir amor.

Si te sientes amada o amado, si sientes amor, si tu emoción está en equilibrio. Si te sientes bien y en equilibrio la pareja llegará. Recuerda que atraes lo que “vibras”

Si en cambio el foco de tus deseos te provoca angustia, desesperación porqué no llega porqué piensas que igual no te lo mereces o por lo que sea. Esa es la vibración que estás enviando y por lo tanto no te llegará.

Piensa que el equilibrio entre el deseo y la vibración es una fina linea en la que tienes que encontrar tu frontera.

Al igual que la fina linea entre la acción con sentido y la acción con desesperación. Es lo que con otras palabras se llama “soltar” tu deseo. Dejarlo ir.

Vibra con amor, serenidad y tranquilidad

Haz lo que tengas que hacer con tranquilidad, con alegría, con orgullo, con amor. Sin esperar, con foco en lo que tu eres como Ser. No te desesperes ya que eso distorsiona tu energía.

Si vibras en la desesperación y la angustia, hará que tu deseo huya despavorido. Tanto si es una pareja, como perder peso, como ganar dinero. La angustia es mala compañera y cortocircuita cualquier deseo en el universo.

Tengo muchas anécdotas e historias que he vivido para ilustrar como la angustia interfiere directamente en tus deseos. Me acuerdo de una conversación con una amiga hace muuuuuchos años.

Estábamos charlando cuando me dijo: ahora que estoy con novio es cuando más ligo, vaya injusticia, ahora no me interesan, que ya tengo novio!!. Me la quedé mirando y había que verla. Estaba radiante, serena, feliz y despedía amor por los poros. Claro que atraía a los hombres.

En cambio, hacía unos meses atrás que estaba soltera y la mayoría de los días tenía una cara de amargura que no atraía nada. Se lo comenté y hablando sobre ello me dijo que en el momento en que había decidido quedarse soltera y feliz todo había cambiado. Que si tenía que venir un novio vendría aunque no lo necesitaba. Decidió cambiar de look, ponerse más guapa para sentirse más empoderada y segura y de pronto todo a su alrededor cambió. Conoció a José y terminó casándose con él 🙂

Eso es lo que en la Ley de atracción se llama soltar.

Pero claro a la misma vez hay que desearlo. El dulce equilibrio entre desear y dejar fluir.

Haz un profundo ejercicio de introspección

Conocerte en profundidad, hará que entiendas que está provocando tus cortocircuitos. Tal vez tus creencias limitantes, tus aprendizajes inconscientes, tu pasado que tienes anclado como una losa está bloqueando.

Cuanto más te conozcas, más profundo será el cambio y menos interferencias habrá en tus deseos. Sabrás para que lo quieres, verás como el camino se allana y como puedes reconectarte contigo y con el Universo.

Conclusión

Entrenar la mente para que vibre y se conecte con tus deseos pasa por conocerte, por tener una buena gestión emocional y dejar ir. Ten paciencia y date el tiempo necesario para ir adquiriendo las habilidades necesarias para mejorar y conseguir todo aquello que deseas.

Un fuerte abrazo desde el mar

Adriana

Tu coach en el Mar

……………………………………….……………………………….

¿Quieres leer mas? tal vez te interese

Como mejorar la consciencia emocional

La ley del espejo. El reflejo de tu mundo

Las 10 estrategias para mejorar tu gestión emocional