fbpx

El otro día le explicaba a una clienta cómo mejorar la consciencia emocional y me confesó que era increíble lo poco que realmente sabíamos sobre las emociones, menos aún de su funcionamiento, para que están, cómo nos afectan y la manera de gestionarlas. Así que me inspiré en sus palabras para escribir este post. Ya que el primer paso para llegar a poder gestionar correctamente tus emociones pasa por aumentar tu consciencia emocional.

Sólo se puede ver con el corazón. Lo esencial permanece invisible para el ojo.

Antoine de Saint-Exupery. El principito

Cómo mejorar la Consciencia Emocional

La consciencia emocional te lleva a mejorar tu Inteligencia Emocional. Para ser consciente de tus emociones, reconocerlas y detectar cómo pueden llegar a cambiar, mezclándose entre si, transformándose y moviéndose.

Te lleva a sentir la corporalidad de esas emociones y su vibración. Son energía y como tal esa energía te afecta y a la vez la puedes modificar.

El nivel educativo emocional

Las emociones son algo maravilloso, son parte de ti y te muestran esa parte más escondida, irracional, estupenda y poco conocida. Y digo poco conocida por qué aunque conoces que están allí lo normal es que no te hayan enseñado a gestionarlas, por lo tanto mucho menos a entenderlas y reconocerlas. Saber que función tienen, para qué están allí y que nos dicen.

Yo siempre digo, que si comparamos las emociones con la voz, en estos momentos estaríamos al nivel del hombre de las cavernas haciendo sonidos guturales, con más o menos acierto y más o menos comunicativos.

Digamos que la voz sabe que existe, aunque a ese nivel “cavernario” aún no se le podría llamar idioma. Entendiendo que un idioma es algo más que cuatro sonidos que puedan identificar algún significado. Un idioma comporta conocimiento, estructura, normas, intencionalidad y riqueza expresiva. A nivel emocional, pues ya llegaremos, estamos en el camino 😊

¿Qué son las emociones?

Una de las primeras definiciones que encontrarás de las emociones, es que son reacciones psico-bioquímicas que nos ayudan a adaptarnos al medio con eficacia.

Por lo tanto podemos concluir, y así lo hizo Darwin en su día, que gracias a las emociones hemos podido sobrevivir como especie. Nos hemos podido adaptar al medio dando una respuesta inmediata a las situaciones que lo requerían.

O sea, que funcionan sin necesidad de pensar (para decirlo de otra manera), nos impulsan a actuar sin la parte más racional.

Cómo funcionan las emociones

Veamos cómo funcionan: Hay un estímulo (el león corriendo con cara de hambriento), lo ves y rápidamente, el miedo (emoción), hace que salte la adrenalina (reacción química) y tú sales corriendo a toda leche para que no se te coma. O viene el de la tribu de al lado a robarte tu comida, tu emoción, (la ira en este caso), hace que saltes rápidamente y te enfrentes a él haciéndole huir.

Por lo tanto, las emociones son parte necesaria de nuestra evolución como especie. Y ahora que nuestro entorno es diferente. ¿Qué hacemos?

Aunque sobre las emociones ya nos hablaban los antiguos filósofos griegos es desde hace relativamente poco tiempo que hay estudios sobre las emociones.

Paul Ekman y las emociones básicas

Paul Ekman, en los años 90, reconocido psicólogo en la Universidad de San Francisco y pionero en el estudio de las emociones, llegó a la conclusión, ratificado luego por numerosos expertos, que las emociones son innatas y son el resultado de nuestra evolución.

Determinó también, que la respuesta fisiológica es exactamente la misma, aunque cada persona percibe las emociones de diferente manera. Lo cual hace dificil la predicción y aún más la medición por la complejidad que tienen.

Todos sentimos las mismos emociones

Todos experimentamos las mismas emociones independientemente de la raza, educación o cultura. Aunque cada individuo las vivirá, experimentará y gestionará de una manera totalmente diferente.

Por lo tanto nada tienen que ver las características culturales o educaciones para sentir las emociones, ya que son las mismas. Otra cosa es como las gestionamos y aquí si interviene la educación, la cultura, la experiencia y tu propia actitud hacia el aprendizaje y el conocimiento interior.

Seis emociones básicas

Paul Eckman fue el primero en catalogar las emociones básicas en seis. Su trabajo basado en las expresiones faciales fue determinante para el estudio de las emociones. Aunque luego han venido otras teorías a matizar, ratificar e incluso a contradecir algunos aspectos de su trabajo. Me quedaré aquí con lo más importante de su trabajo y su catalogación emocional.

Miedo

El Miedo es una emoción que aparece delante de una situación de amenaza o peligro. Rápidamente en el organismo se desencadena una respuesta de lucha o de huida. Se intensifica el sistema nervioso, aumenta la frecuencia cardíaca, la respiración, los músculos se tensan, aumenta la sudoración. El cuerpo se prepara para dar una rápida respuesta.

Sorpresa

La Sorpresa pone al cuerpo en alerta para que de alguna manera se pueda calibrar la situación. Por lo tanto nos ayuda a orientarnos delante de una situación. La sorpresa nos paraliza para darnos tiempo a analizar si la situación que tenemos delante es positiva y/o negativa y a aprender de ello.

Asco

El Asco o Aversión expresa un rechazo, nos protege de algún posible mal. Así que delante de un estímulo que nos provoca asco o aversión nos propensa al distanciamiento y a protegernos de aquello que podría ser perjudicial para nosotros como una contaminación o una infección.

Ira

La Ira activa el sistema nervioso, la frecuencia cardíaca, lanza adrenalina y todo el cuerpo se tensa para disponerse a luchar delante de una amenaza. Nos protege y nos dispone a la lucha para podernos defender de lo que se considera un peligro.

Alegría

La Alegría es un mecanismo para despertar el aprendizaje de que esto está bien y nos aporta bienestar. De esta manera podemos ir acumulando estas experiencias para obtener mayor bienestar.

Tristeza

Sentimos tristeza delante de una pérdida. La tristeza está asociada a la creatividad para permitirnos recuperarnos de una pérdida y poder generar nuevos caminos, nuevas estrategias para resolver esa situación. En el cuerpo genera una respuesta en la actividad motora disminuyéndola, buscando el aislamiento social así como el llanto.

Ahora que ya sabes la “utilidad” de las emociones básicas puedes empezar a mirarlas de otra manera.

La rueda de las emociones

Siguiendo con investigadores sobre las emociones te voy a hablar del creador de la rueda de emociones:

Robert Plutchik, en 1980 creó lo que se conoce como la rueda de las emociones. En donde a través de 8 emociones básicas y la combinación de éstas obtenía lo que él llama las emociones avanzadas.

Si miras el cono, la dimensión vertical representa la intensidad. Por lo tanto una emoción al cambiar la intensidad va cambiando y derivando a otra. Lo mismo que cuando se cruzan o se entremezclan dos o más emociones.

Trabajar con la rueda de emociones nos da una mayor consciencia de nuestras emociones y como trabajarlas.

Si te has decidido trabajar en tu bienestar y quieres saber cómo mejorar tu consciencia emocional. Te recomendaría llevar un diario emocional, herramienta indispensable para tu camino de aprendizaje, tal y como explico en este post.

Las emociones son energía

Ten en cuenta que las emociones son energía y tienen cada una de ellas una vibración especial. Así que aprende a dejarlas fluir.  

No puedes desconectar de ellas ya que son parte de tu Ser. Te pertenecen como tus piernas, tus nervios o tus neuronas.

Por lo tanto es importante que las reconozcas para aceptarlas y amarlas.

La Inteligencia Emocional

Al final lo que estamos buscando es aprender a gestionar mejor nuestras emociones, aumentar esta Consciencia Emocional para obtener mejor bienestar.

Según Goleman con su libro La Inteligencia Emocional nos dice que la IE es el conjunto de habilidades para gestionar nuestras emociones.

Las emociones, aún a pesar de ser las mismas, a través de tu experiencia, educación, entorno cultural, etc vas a interpretarlas a tu manera, en ti van a generar una serie de pensamientos, los cuales van a derivar en unas conductas concretas.

Eso hace que no haya una sola manera de gestionar las emociones, no hay una norma, aunque si hay un aprendizaje, unas habilidades que puedes adquirir y que pueden llevarte a mejorar tu Inteligencia Emocional y por lo tanto tu bienestar.

Cómo mejorar la consciencia emocional

  • Detecta la emoción que hay detrás de tus acciones
  • Amplia tu vocabulario emocional para poder definirlas y localizarlas
  • No te juzgues, mírate con ojos de observador
  • Descubre la relación cuerpo-emoción
  • Controla lo que piensas después de una emoción
  • Averigua que hay realmente detrás de la emoción 

Conclusión

Con consciencia, constancia y foco puedes ir aumentando tu bienestar emocional. A través de ejercicios, sesiones de coaching, talleres. Trabajando en tus emociones trabajarás en tu autoestima y en obtener una vida más feliz.

Y ahora cuéntame algo sobre tus emociones… te espero en los comentarios.

Un abrazo

Adriana

Tu Coach en el Mar

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

También te puede interesar:

10 Estrategias para mejorar tu gestion emocional

Aprende a gestionar tu ira

Como pensar en positivo