Se acerca el año nuevo y es momento de empezar a pensar en cómo vas a plantearte tus propósitos de año nuevo. Puede ser un momento ilusionante, por proyectos nuevos que tengas en la mano. Hay otros años que te acercas con temor por la experiencia negativa del año pasado, otros con inocencia… sea como sea, lo que está claro es que si sigues un método, una estrategia definida, para plantearte tus propósitos de año nuevo ten por seguro que los alcanzarás.


Y si no los alcanzas será por que los has cambiado tú de forma intencionada. Tal vez por que has cambiado el foco o algo te ha transformado. Sea lo que sea, lo harás con plena consciencia y conociendo las razones.

Vivimos en momentos de cambio constante, de incertidumbre y hemos de vivirlo con aceptación. Lo que no puedes permitir es que las circunstancias se te lleven y te coman tu motivación e ilusión. Y eso sucede cuando no vivimos con plena consciencia. Ya que una cosa es cambiar los objetivos por que has cambiado tu foco y otra muy distinta es no lograrlos porqué te has dejado llevar por las circunstancias. Lo que yo digo: se te han comido los demás (las relaciones, las circunstancias lo que sea…)

Cuatro pasos a seguir para alcanzar tus propósitos de año nuevo

Para que sepamos en todo momento que hacer y como hacerlo hay cuatro pasos a seguir:

1.- Analizar, reflexionar y dar las gracias del año/temporada anterior (que es lo que vamos a ver en este post)
2.- Plantear tus objetivos de una manera inteligente. Los objetivos Smart (te detallo como hacerlo en este post)
3.- Realizar una estrategia clara para que el plan de acción funcione (te lo contaré en este taller online gratuito y en directo que tendremos el jueves 13 de diciembre a las 19h)
4.- Saber como hacer un seguimiento de tus objetivos además de celebrar tus éxitos (próximamente lo tendrás)

Son 4 pasos que te llevarán al éxito y a plantearte tus propósitos de una manera consciente, planificada y efectiva.

Despídete del año con plena consciencia

Este año nuevo vas a empezar con muy buen pie y por lo tanto el primer paso, como hemos dicho es despedirnos del año anterior, analizando, reflexionando y dando las gracias por todo aquello que ha pasado.

Es en realidad una limpieza a la vez que una reflexión de lo que ha pasado para adentrarnos en un nuevo camino. Hacer un balance de que los acontecimientos que hemos vivido, que hemos aprendido y como hemos evolucionado.

Porque es necesario despedirse del año

Este primer paso es necesario porqué para empezar te servirá para saber desde donde inicias el viaje. Que has hecho, aprendido, cambiado, explorado… para que tengas claro donde estás y con que cuentas para seguir adelante.

Te servirá también para tomar conciencia de tus aprendizajes.

Para que te reconectes con tus éxitos y entender que logras metas, objetivos que te propones.

También es una reflexión para entender que te falta para aquello que no lograste.

Además descargarás lo que ya no necesites. Dejarás espacio para poder llevarte lo que piensas que te será útil para este nuevo año y empezar realmente sin “pesadas mochilas”.

Por lo tanto, te invito a que me acompañes en este viaje de reflexión para acoger con fuerza el nuevo año. Inundarte de energía positiva y empezar el nuevo camino con ilusión, optimismo, conciencia y alegría.

NO te juzgues, solo observa

Durante el proceso que vas a empezar de reflexión es importante que no juzgues, no estás haciendo esto para criticarte, ni tirarte piedras. Si tienes tendencia a hacerlo ponte esta frase en grande para recordártelo. Lo importante es reflexionar y sacar conclusiones. No tiene nada que ver con juzgar. Lo que estás haciendo te sirve para tomar conciencia de donde estás y de lo que has avanzado.

No te atormentes si nos has llegado donde querías, focaliza tu atención en aquello que has aprendido y experimentado. Es una parte importante de este ejercicio.

Busca tu rincón y tu tiempo

Ahora te invito a que cojas papel y lápiz. Te vayas a un sitio tranquilo y que lo hagas tuyo, con tu música, incienso o un paisaje que te guste. Si prefieres hacerlo en tu terraza o en la playa, también es una opción. Donde sea que consideres que vas a estar bien.

Es tu momento, sólo para ti. Vas a despedirte de este año y lo que te ha enseñado para empezar con fuerza. Por lo tanto, es importante que te tomes tu tiempo, el que necesites.

Los objetivos por escrito

Si tienes tus objetivos del 2018 escritos, ¡felicidades!! Ya que esté es el primer paso para que se empiecen a cumplir: Tenerlos por escrito, plasmados en una hoja de papel (o en un Excel como los tengo yo :)).

Está comprobado, por diferentes estudios de Harvard, que aquellos que tienen los objetivos escritos tienen muchas más probabilidades de cumplirlos que aquellos que no lo han hecho. La diferencia es realmente asombrosa.

Sácalos y analiza cual has conseguido y cual no lo has hecho, que ha pasado, donde te paraste o cual ahora no tiene significado.

Yo tengo mi Excel, como te he dicho antes, donde tengo mis metas y objetivos por escrito y me sirven para ir haciendo el seguimiento. Para mi es una buena herramienta, elige tu la tuya.

La caja de las intenciones

Las intenciones es una manera de ayudarme a entender como quiero vivir, y que quiero incorporar para conseguir mis objetivos. Para mi es la parte emocional de los objetivos.

Es importante que todo vaya a una. Si tu cabeza quiere una cosa y tu corazón otra… vas mal. Hay que alinearlos.

Las intenciones son mis deseos expresados desde el corazón. Los acompaño principalmente con emociones y sentimientos.

Se podría decir que es como quiero vivir.

Por lo tanto, en cuanto termino de revisar los objetivos que tenía marcados saco la caja de las intenciones y la reviso.

A veces hago literalmente una caja de las intenciones aunque la mayoría de veces me gusta mas hacer un dibujo o un collage. Así lo tengo durante todo el año colgado de alguna pared o dentro de una libreta. Lo ilustro con palabras que me inspiran y que quiero trabajar o conseguir. Estas intenciones acompañan a cada uno de los objetivos que me he marcado como principales para ese año.

12 meses, 12 recuerdos

Piensa en cada uno de los meses del año. Uno a uno, ayúdate de tu agenda, de las fotos del año, lo que sea que utilices y que puede ayudarte a ponerlo en contexto. Piensa en Enero: ¿Que paso? ¿Qué destacaría de ese mes? Tal vez algo nuevo, o un momento feliz… a mi me gusta ir alternando los meses, disfrutarlos e ir recordando las vivencias y los aprendizajes que me llevo.

Como lo importante es que lo vayas anotando para que veas que te vas llevar de este año. Te he diseñado esta plantilla para que te sea más fácil hacer este ejercicio, si quieres puedes confeccionarte la tuya propia, esta te servirá de inspiración.

También puedes hacer un dibujo de cada mes, lo que te guste más. Lo importante es el resultado

Anota al menos una casilla para cada mes. Un aprendizaje, una experiencia o lo que sea que quieras destacar de positivo de este mes.

Cuando termines con cada uno de los meses da las gracias desde el corazón por todo lo que ese mes ha aportado a tu vida.

Un año para reflexionar

Ahora que tienes tus meses con al menos una casilla rellenada vamos a continuar con la reflexión y que nos llevamos de este año de una manera general.

Las listas de lo nuevo

Piensa en que has hecho o has probado que sea totalmente nuevo, aunque sea poca cosa: Puede ser un plato nuevo, una receta, montar un mueble de Ikea, visitar un nuevo país, hacer un curso o una formación, un nuevo hábito que hayas incorporado, lo que sea… Date unos minutos para rellenarlo. Para ayudarte a focalizarte te aconsejo que te pongas una alarma y que te des 5-10 minutos por ejemplo. Si luego ves que necesitas más tiempo puedes ponerte otros 5 minutos. La cuestión es que mantengas el foco en lo que has hecho nuevo.

Una vez terminada esta lista, da las gracias por todo lo nuevo que ha venido a tu vida, que te ha mostrado y te ha enseñado.

Las relaciones nuevas

Luego continua con las personas que has conocido durante este año. Puedes hacerla a continuación de la anterior. Piensa en cada una de ellas y en que te han aportado de positivo. Puede ser una simple sonrisa, amistad, amor, algo que has aprendido o que te haya sorprendido. Destaca lo positivo de cada una de ellas y dale las gracias por cruzarse en tu camino.

Algunas de ellas igual solo se han cruzado y ya no están, otras se han incorporado, lo importante es darles las gracias por todo aquello que te han aportado y enseñado. Despedirse de las que se van, con el corazón preparado para recibir a nuevas y acoger a las que están contigo.

Con la lista en la mano ahora es el momento de la reflexión. Como son los vínculos de las personas nuevas que has incorporado.

Y de las que conoces hace años. Como es ese vínculo, que te aportan, cuanto has dejado de verlos y/o estar con ellos. Te sientes satisfecho con tus relaciones. ¿Vas a hacer algo diferente?

Ahora es el momento de repasar esta lista y dar las gracias a estas personas nuevas que han aparecido en tu vida.

Luego, si quieres agradecer a alguien en especial, de toda la gente que tienes desde años a tu alrededor es un buen momento para hacerlo.

Puedes hacerlo desde tu solitud y simplemente pensando en ellos o si te apetece mandarles un mensaje. Lo que tu sientas, es tu decisión.

Contestando a las preguntas

Estás sólo tú y tus circunstancias, di la verdad ya que te la estás diciendo a ti. Tus plantillas y/o dibujos no los tiene que ver nadie si tu no quieres, ya que es tu interior. Por lo tanto, háblate con sinceridad y responde a las siguientes preguntas.

Cuando aprendemos a vernos desnudos emocionalmente aprendemos a crecer

Responde a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué mes destacarías de este 2018 y por qué?
  • ¿Cuál ha sido el momento más difícil con el que te has enfrentado?
  • ¿Cuál es tu mayor aprendizaje este año?
  • ¿Qué error es el que no quieres volver a cometer?
  • Imagínate en el mes de Diciembre 2017… que pensaría el YO 2017 si te viera ahora con todo lo que ha pasado este año.
  • Y ahora imagínate con 80 años, que te gustaría recordar de este 2018 que ya se va.
  • De todo lo que te ha pasado, con que te quedas que te genera una especial gratitud. Piensa que dar las gracias por este año que nos ha pasado te ayudará a enfrentarte mejor al que viene.

Puntúa tu año

Ahora viene el momento de poner notas. Puntuar este año te ayudará a verlo desde otra perspectiva.

Puntúa cada uno de estos ítems del 1 al 10. Donde 1 es nada satisfecho y 10 muy satisfecho:

  • Novedades
  • Experiencias superadas
  • Relaciones personales
  • Objetivos cumplidos

Si quieres ir más allá puedes añadir otros indicadores, los que a ti te apetezcan. Por ejemplo: Desarrollo personal, familia, trabajo, salud… ¿Qué nota les pones a cada uno de ellos?

Las situaciones de dolor

Si en este año has tenido situaciones de dolor, no las niegues. Llévales luz, tráetelas de forma consciente y entiende que has aprendido de ellas. Negarlas o dejarlas sin solucionar no te ayudará a transformarlas, todo al contrario.

Si las deja escondidas, las niegas o les guardas ira se van a quedar allí pudriéndose. Ya sé que la imagen igual te parece dura, pero es exactamente así. Lo que se queda dentro al final te hará daño. Hay que sacarlo fuera y transformarlo para poder seguir el camino. Tú eres lo más importante para ti.

Conclusión

Ahora ya sabes que quieres llevarte de este año. Contémplalo y decide que experiencias positivas y de aprendizaje te llevas. Que quieres mejorar, desde donde inicias el camino para diseñar los propósitos de año nuevo con más conciencia.

Recuerda que este ejercicio tienes que disfrutarlo, es importante que te tomes tu tiempo, tu música, vete a tu rincón preferido y goza de estos momentos de reflexión.

No te juzgues en ningún momento. El objetivo de este ejercicio es saber que te vas a llevar de este año. Que limpies y que seas consciente desde donde partes.

Tu sabes que tienes el poder de crear como quieres vivir y lo que quieres vivir. Es tu decisión como vas a sentirte y la actitud que quieres tener. Por lo tanto empieza desde ahora.

Si has llegado hasta aquí, felicidades. Tu compromiso para realmente conseguir tus objetivos es alto. Continua ahora definiendo tus objetivos de manera SMART y además te invito a que asistas al taller online para tener tu plan de acción. ¡Este 2019 vas a conseguirlo! ¡Este año si!!!

Un fuerte y cálido abrazo

Adriana

Tu Coach en el Mar