fbpx

¿Cuando salís? ¿Os debe faltar poco, no?… preguntas habituales que estamos recibiendo estos días. Y la verdad es que la mejor respuesta es la que da David con su cara de capitán: Cuando el barco esté listo. Aún a pesar de la planificación que habíamos adaptado hace tres meses los imprevistos nos han visitado más veces de lo esperado. El último ha sido mi enfermedad. En el día que me sentí que me moría lo explico. Han sido dos meses y medio de parón…


Y los imprevistos hay que cogerlos, adaptarlos y saber para que están allí. No creo en las casualidades ni en las penurias. Estamos aquí para vivir y disfrutar. Aún a pesar de que a veces cuesta verle el significado y no te digo yo del aprendizaje o del sentido que tiene todo. Y lo tiene, todo lo tiene, aunque esté escondido.
La cuestión es que estamos aquí y poco a poco he ido descubriendo, entreviendo el sentido del retraso y de la vivencia de la reforma. Pequeñas luces que iluminan lo que puede ser el sentido, el para que….

 

Recuperada y activa

Ahora, prácticamente recuperada ya del todo, vuelvo a estar activa para ayudar en los arreglos finales. Estamos muy ilusionados, volvemos a tener la sonrisa y la energía de hace unos meses atrás. Me he recuperado muy rápido, gracias al enfoque de la energía, la dieta, los remedios de fitoterapia. Estoy encantada 😊. Mi cuerpo está respondiendo muy bien. Lo cuido y lo mimo mucho más que nunca, llevo a cabo todos mis consejos del post y alguno más específico para la situación. Cuando empecé me dijeron que tenía para tres o cuatro meses. Si todo iba muy bien, serían dos. Pues ala!! En uno lo hemos superado. Ha sido una fuerte experiencia que nos ha unido más como pareja y nos ha hecho descubrir cosas de cada uno.

Cada vez más cerca

Ahora mismo estamos enfocados en poder salir a probar el velero y toda la cantidad de reformas que le hemos hecho. Nos quedan cositas por arreglar y por terminar, detalles que necesitamos para estar más confortables y ya estará. El calor aprieta y el sol se impone pero nos es igual, un poco de brisa nos refresca y la visualización de ver ya nuestro barquito navegando nos llena de entusiasmo. No sabemos cuando será, aunque si sabemos que cada vez está más cerca.

Un encuentro sorpresa

Hoy como casi cada mañana he ido a pasear por la playa y a hacer mis ejercicios de yoga. No había nadie en mi rincón aparte de algunos paseantes que disfrutaban del mar. A la vuelta he oído mi nombre: ¡Adriana! ¿Sabes quien soy?… era una de las lectores del blog, Pili junto a su amiga Lola. Encantadoras, simpáticas y que además me han subido la moral hasta la estratosfera jajajaja (me han dicho que estaba guapísima, llena de energía y que parecía una niña jejejeje) quien no se anima con estas palabras 😉. ¡¡¡Gracias chicas!!! Vosotras también estáis estupendas…Y lo que mas me ha animado es que les gusté mis posts, las reflexiones, los consejos que doy y que algunos van siguiendo. Es tan bonito. Oleeee!!

¡Un nuevo proyecto!

Al final escribo para que me leas (como todo escritor) y doy consejos para compartir mi conocimiento y experiencia y que te sirva. Y eso es simplemente maravilloso.

Por eso he empezado un nuevo proyecto, un Libro!! ….. El libro de la reforma…con mucha ilusión… un libro sobre este último año. De la experiencia, del conocimiento, de las anécdotas, del descubrimiento, de las vivencias…. Y de mucho más…. De como hemos ido avanzando, lo que nos hemos encontrado… una caja de sorpresas :). Un libro que habla de la reforma del barco, de la construcción del proyecto y de la reforma interior que hemos hecho, de nuestro interior y de nuestras emociones.

Sinceramente es mi gran ilusión y a la misma vez también mi gran incógnita. Me enfrento a un nuevo reto. Iré poniendo algunos retazos por aquí, te gustarán. Aún no sé cuanto tardaré, ni como irá el camino. Lo iré compartiendo contigo. Ahora mismo… ¡¡entusiasmada!!

Gracias por leerme y por estar aquí

Sin ti, esto no existiría

Un gran abrazo

Adriana

Tu coach en el mar